USB 3.1 llega para acelerar todos nuestros gadgets

Oferta publicada en hace 4 años. Actualizada el 2 febrero, 2015

El puerto USB es versátil, barato y universal, y por eso se ha convertido en uno de los conectores de mayor éxito y utilización. Con un solo tipo de cable, podemos conectar y comunicar entre ellos cientos de gadgets diferentes: unidades de memoria, discos duros externos, ratones, teclados, gamepads, auriculares… y además cargar las baterías de tabletas, smartphones, relojes deportivos, reproductores MP3 o relojes inteligentes.

USB 3.1 ventajas

Llevamos años usándolo y no tenemos queja, pero las necesidades informáticas actuales han aumentado casi sin darnos cuenta, y ya hay diversos dispositivos que requieren de una mayor velocidad de transferencia (información que puede mover por segundo), así como de un mayor y mejor suministro eléctrico.

Por ello, hace poco se presentó la especificación USB 3.1, y en los próximos meses comenzará a invadirnos silenciosamente, trayendo numerosas mejoras que te resumimos a continuación.

USB 3.0 ha muerto, larga vida a USB 3.1

En informática los meses son años, y lo que ayer era una tecnología puntera, hoy está totalmente superada. Algo así pasa con el USB 3.0; puede que sea el más popular de la clase, pero ya no es el más rápido ni el más listo.

Conectores USB 3.1 tipos

Un nuevo estándar y un nuevo conector más versátil

Por ello, y para que el estándar pueda cubrir las necesidades futuras, se han aprobado una serie de revisiones que llevan USB a la versión 3.1, manteniendo la compatibilidad con revisiones anteriores (3.0, 2.0, 1,0), pero aportando un nuevo tipo de conector, llamado USB Type-C, que es más pequeño y además reversible. Eso significa que USB 3.1 se podrá utilizar con todos los tipos de conectores actuales, pero dará la posibilidad adicional de gestionar uno más pequeño, rápido y fácil de usar (cable negro en foto superior).

Este conector tiene un aspecto bastante parecido al del cable Lightning de Apple: resulta mucho más pequeño y manejable, y ¡por fin! es totalmente reversible, por lo que nos evitará comprobar la orientación antes de insertar el cable (un error de diseño que debió corregirse hace mucho tiempo).

Más rápido y potente

USB 3.1 vs USB 3.0

Otra de las grandes mejoras de USB 3.1 es que el cable podrá transportar hasta 100 vatios de potencia eléctrica, lo que supone que los discos duros externos de gran tamaño ya no requerirán de un adaptador de corriente, y los ordenadores portátiles podrán cargarse por USB 3.1, prescindiendo del molesto ladrillo.

Pero la principal mejora será, como era de esperar, la velocidad de transferencia, de hasta 10 gigabits por segundo en condiciones ideales, lo que igualará USB 3.1 a la especificación Thunderbolt de 1 canal. Esto implica hasta un 70% de mejora respecto a USB 3.0, y permitirá que las unidades SSD ultrarrápidas puedan conectarse de forma externa sin limitar su velocidad, e incluso nos permitirá ver nuevos tipos de memorias USB ultrarrápidas, con velocidades similares a las de de discos SSD.

¿Tendrá el mismo éxito?

placa base USB 3.1

Lo único que no queda muy claro es si este nuevo conector llegará a tener el nivel de popularidad que ha tenido USB 2.0 – 3.0, ya que de momento muy pocos equipos que se lancen al mercado durante 2015 incorporarán este tipo de conectores, y todavía no hay apenas dispositivos que estén preparados para USB 3.1.

En cualquier caso, aunque parezca tarde, dadas las ventajas del formato reversible, y lo rápido que avanza todo, es probable que para 2016 el conector USB 3.1 gane una implantación relevante. De momento seguiremos cabreándonos al meter el USB siempre por el lado que no toca. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.