Cómo acertar en la compra de tu mejor portátil

Oferta publicada en hace 3 años. Actualizada el 7 abril, 2015

¿Quieres comprar un ordenador portátil y estás hecho un lío? ¿has mirado varios modelos, y no sabes cuál elegir? Probablemente has estado comparando especificaciones técnicas y quieres comprar el más potente para que no se te quede corto. Claro, es que ante la duda…

Descubre tu mejor ordenador portátil

No tendría sentido decir que es un error buscar un equipo con las mejores características técnicas posibles, pero actualmente casi cualquier portátil puede servirnos para realizar de forma holgada las tareas más habituales.

Solemos pensar que cuantos más gigas, más núcleos, más megahertzios y más “condensadores de fluzo” tenga el portátil, mejor funcionará. Pero realmente hay otros aspectos como la calidad de construcción, el consumo, el tipo de disco duro o la propia conectividad del equipo a los que no damos la importancia que se merecen. A continuación vamos a darte algunos consejos para que aciertes con tu compra.

Marca del equipo

La marca es uno de los factores más importantes a tener en cuenta cuando vamos a comprar un portátil. La calidad de construcción de los materiales, y por lo tanto la durabilidad que puede esperarse, va a estar condicionada por el fabricante. Toshiba, Lenovo o Asus son, en nuestra opinión, buenas opciones a tener en cuenta.

Menos es más

Si no vas a usar el portátil para jugar o para otras tareas que requieran una gran potencia gráfica (GPU), entonces no necesitarás que tu equipo incorpore una tarjeta gráfica dedicada; con la integrada en el procesador (APU), debería ser más que suficiente.

Prescindir de la GPU no sólo reducirá el precio del portátil, sino que también aminorará el consumo y calor generado al estar el procesador y la gráfica integrados en un solo chip.

Potencia real y marketing

La mayoría de portátiles de hoy en día incorporan procesadores Intel. Cuando comparamos distintos modelos de la marca, solemos buscar el que ofrezca mayor potencia haciendo el siguiente razonamiento: “si el portátil incorpora un procesador i3 es bueno, pero si lleva un i5 es aún mejor y… ¡¡no digamos si tiene un i7!!”. Pero cuidado, porque:

  1. Actualmente, cualquier procesador decente da un rendimiento suficiente para realizar las tareas más habituales: navegar por Internet, reproducir vídeos y música, realizar labores ofimáticas… Un procesador más potente no implica forzosamente que el ordenador vaya mejor, existen otros factores que van a condicionar la respuesta del equipo: cantidad de memoria, incorporación de un disco SSD…
  2. Es muy importante conocer la nomenclatura que utiliza Intel. Para los procesadores orientados a PC de sobremesa es fácil:
    • Celeron/Pentium: procesadores normalmente de dos núcleos (aunque también hay algunos modelos de cuatro).
    • i3: procesadores de dos núcleos con tecnología Hyperthreading (crea un núcleo virtual de cada uno real. No duplica el rendimiento ni mucho menos, pero sí que puede aumentarlo hasta un 25-30% en ciertas aplicaciones).
    • i5: son procesadores de cuatro núcleos.
    • i7: son procesadores de cuatro núcleos con tecnología Hyperthreading.

Sin embargo, la nomenclatura anterior no siempre es válida para los procesadores de portátiles. Es habitual que un procesador que se vende como i5 o i7 realmente sea un i3. Por ejemplo: si analizamos las características del i5-5200U, veremos que se trata de un procesador de dos núcleos con hyperthreading a 2,2 Ghz. Si nos fijamos en la nomenclatura expuesta más arriba, veremos que realmente dicho procesador es un i3 de sobremesa y no un i5. Se trata de un buen procesador, pero queremos matizar simplemente que la terminología utilizada en algunas ocasiones puede inducir a error.

Nuestro consejo: lo mejor es siempre conocer las características reales del procesador (arquitectura, consumo, número de núcleos reales y su velocidad) en lugar de prestar atención al nombre comercial (i3, i5, i7).

Discos SSD ordenador portátil

Disco duro SSD y memoria RAM

Que tu portátil incorpore SSD va a condicionar claramente la velocidad de respuesta del mismo. El portátil será mucho más ágil incluso si éste es poco potente. Además, los discos SSD, en comparación con los discos mecánicos tradicionales, consumen mucho menos, no hacen nada de ruido y son más resistentes a las vibraciones y los golpes.

Sin embargo, nos parece importante que tengas en cuenta que:

  1. La capacidad de estos discos es menor que la de los discos mecánicos tradicionales, por lo que si quieres almacenar una gran cantidad de datos en tu portátil el SSD podría quedarse corto.
  2. En la actualidad, los fabricantes todavía no han apostado claramente por esta tecnología y únicamente la ofrecen en portátiles de gama alta.

En cuanto a la RAM, lo más importante es la cantidad de memoria que incorpore el portátil (realmente la velocidad de la misma no tiene un impacto importante en el rendimiento). Si el portátil lo vas a utilizar para las tareas que hemos mencionado más arriba, nuestro consejo es que con 4 gigas es suficiente. Si vas a realizar tareas más pesadas podría ser recomendable que el portátil incorporase 8 gigas.

Tamaño y resolución de la pantalla

El principal propósito de un ordenador portátil es que se pueda llevar de un sitio a otro lo más fácilmente posible. Sin embargo, no podemos olvidar que una pantalla demasiado pequeña nos impedirá trabajar cómodamente.

Es necesario entonces buscar un equilibrio entre movilidad y comodidad a la hora de trabajar. Los portátiles de 15,6” parecen llevar bastantes años en este punto medio y, de hecho, es el tamaño en el que encontramos más modelos.

La resolución es el siguiente punto a tener en cuenta. Con una mayor resolución tendremos más detalle en la imagen, pero también corremos el riesgo de que algunos elementos de la pantalla se vean demasiado pequeños.

conexiones del portátil

Conexiones disponibles

El aspecto de la conectividad también es bastante importante. Debes prestar especial atención a las siguientes conexiones:

  • HDMI / DVI / VGA: son conexiones de imagen y sonido que son útiles si quieres conectar el portátil a un monitor o televisión.
  • USBs: analiza el número de dispositivos que quieres conectar a tu portátil al mismo tiempo.
  • Bluetooth: útil para enlazar tu portátil a tu móvil, tablet, auriculares inalámbricos y otros dispositivos.
  • Lector de tarjetas: interesante, por ejemplo, si quieres pasar tus fotos, almacenadas en tarjetas de memoria, a tu portátil.
  • Webcam: aunque no es estrictamente un tipo de conexión queremos mencionarla ya que puede ser interesarte si quieres utilizar tu portátil para videoconferencia.

Conclusiones

En definitiva, lo más recomendable es analizar el uso que vamos a hacer del portátil y comprar en base a nuestras necesidades. En términos de potencia, los portátiles han avanzado hasta un punto en el que prácticamente cualquiera que compremos será capaz de cumplir perfectamente con las tareas usuales. Es por lo tanto recomendable fijarnos en otros elementos que mejorarán de forma considerable la experiencia de uso y en la práctica nos permitirán sacar más partido al equipo.

9 pensamientos en “Cómo acertar en la compra de tu mejor portátil

  1. Josh

    Personalmente tengo el Dell inspiron 17″ modelo 7000, y creo que es uno de los portátiles que mejores prestaciones dan para el precio que tiene (siempre con alguna oferta interesante).

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.