Trípode portátil con patas flexibles Joby Gorillapod SLR-Zoom por sólo 37,58€

Oferta publicada en hace 5 años. Actualizada el 5 octubre, 2015

Si durante tus viajes te gusta hacer fotografías perfectas, en muchas ocasiones seguro que has echado de menos llevar un trípode que te permita realizar un encuadre de película. Pues bien, si te encanta la fotografía -aunque sea a nivel amateur- quizás te suene el Gorillapod, un trípode con patas flexibles de la firma Joby que permite colocar la cámara de forma segura incluso en la rama de un árbol. En Amazon España tienen el modelo Gorillapod SLR-Zoom (válido para cámaras de hasta 3 Kg de peso) por sólo 37,58 euros, con envío gratis si eres suscriptor premium.

Joby Gorillapad trípode

A continuación te explicamos más detalles sobre este producto del que hemos leído muy buenas críticas, pero ya te avanzamos que será el complemento ideal en tus viajes por sus medidas y la facilidad de plegarse, y porque puedes guardarlo en cualquier mochila sin robarle demasiado espacio al resto de tus objetos personales.

Como puedes ver en la imagen, tiene forma de araña articulada, con patas acabadas en bolas de plástico, que le confieren estabilidad en cualquier posición que lo pongas. No obstante, para sacarle todo el partido, tendrás que fijar bien los diferentes puntos de agarre que incorporan sus patas. Así te asegurarás de que el trípode no se mueva y, sobre todo, que tu cámara no corra peligro de caerse 😉

Aunque Joby tiene diferentes modelos de Gorillapod, este en concreto resulta idóneo para cámaras réflex y también para otros aparatos electrónicos como cámaras de vídeo, micrófonos o flashes de mano, así que si eres aficionado a la técnica audiovisual, sin duda, podrás sacarle bastante provecho a este trípode.

Eso sí, debes tener en cuenta que para conseguir un mayor acople, necesitarás tener una rótula que hará de pieza intermedia entre el trípode y la base de tu cámara, de lo contrario te costará más trabajo encontrar la posición donde quede mejor fijada (más adelante te explicamos cómo conseguir esta pieza).

Trípode barato Gorillapad

El Gorillapod sólo pesa 241 gramos, así que te resultará muy cómodo tanto para transportarlo dentro de tu mochila como durante su colocación, incluso aunque tengas que hacer malabarismos sobre una roca 😉 Y, como está fabricado en plástico ABS, si lo cuidas mínimamente tendrás un producto que te durará varios años.

Importante: A la hora de encontrar la posición adecuada, sobre todo si lo colocas en horizontal, acuérdate de fijar sus tres patas a la misma medida. Así te asegurarás de conseguir una mayor estabilidad. No obstante, si tu cámara es de mayores dimensiones (más de 3kg), te recomendamos consultar los modelos superiores de la misma firma, ya que te resultarán más seguros para tus necesidades.

trípode portátil con patas flexibles

Como te hemos comentado antes, este trípode funciona mejor si incorporas la rótula que permitirá una mayor fijación y un mejor control de la posición de tu cámara. En Amazon España esta pieza está disponible por 37,58€, aunque tienen un pack de oferta que incorpora ambos elementos (trípode y rótula) por sólo 53,23€. Mientras, en otras tiendas como Fnac el conjunto tiene un precio de 63,18€ + 5,99€ de gastos y en Foto24, 71,99€ + 4,95€ de envío, de manera que ninguna de las dos propuestas mejora la que tienes delante.

En Amazon España este trípode flexible de Joby ha recibido una puntuación media de un 4,4 sobre 5. Sus usuarios han dejado 173 comentarios lo que te ayudará a decidirte o no por este producto. A continuación te dejamos algunas que nosotr@s hemos estado leyendo:

Trípode estupendo para cámara réflex. Yo lo compré para mi mirrorless. Sé que Joby tiene un trípode inferior para este tipo de réflex menos pesadas pero hay veces que según el objetivo, quieres asegurarte al máximo de que la cámara se quede en su sitio. Yo tengo el modelo más pequeño para compacta y he repetido con el modelo para mi réflex. Cumple con todas las expectativas. Precio ajustado respecto a la competencia y el paquete llegó a su hora y en perfecto estado. Lo recomiendo para réflex i cámaras mirrorless con objetivos pesados. Para cámaras de menos peso, se puede optar por el modelo inferior.

Un gran trípode a pequeña escala, ideal para una cámara reflex. además, si enroscas las patas cabe en cualquier lugar. Totalmente recomendable, además su precio está bastante bien, sólo decir que en el corte ingles vale 54 euros...

Este trípode es una de las mejores adquisiciones que se pueden hacer para fotógrafos viajeros. Si no tienes mucho espacio y no puedes llevar un trípode de los tradicionales, el Gorillapod es la solución ya que puedes "agarrarlo" a cualquier parte. Las patas, a pesar de no ser rígidas, son fuertes y se fijan bien a cualquier superficie. Como única recomendación, completar el trípode con una rótula, ya que con el trípode simplemente estas un poco limitado a la hora de posicionar la cámara y de nivelarla.

La idea es buena e interesante, sobretodo en situaciones difíciles cuando no sabes donde colocar el trípode. El problema radica en la poca estabilidad que ofrece en cuanto a vibraciones al disparar en remoto y que, provocan que a velocidades lentas la imagen salga trepidada. Yo lo he podido solucionar levantando espejo antes de disparar.

Como ya he dicho, te saca de más de un apuro, sobre todo en esas situaciones y lugares en los que no te dejan llevar el trípode. Yo lo que hago es doblarle las patas y apoyarlas sobre el pecho para ganar algo de estabilidad y poder sacar fotos decentes en situaciones complicadas. Mencionar que se hace imprescindible combinarlo con la rótula porque si no es toda una odisea y pérdida de tiempo intentar dejarlo recto ajustando las patas. Como defectos podría decir que empieza a perder fiabilidad con cámaras de tamaño grande o que lleven ópticas considerables. La que yo tengo la soporta bastante bien (Nikon D5100) aunque cuando la pongo en lugares que desafían la gravedad, procuro asegurarla también con la correa. Se ajusta bien a cualquier terreno, piedras, árboles, farolas, señales de tráfico... Aunque si te pasas un poco tirando de las patas, te quedas con ella en la mano pero nada que no tenga arreglo, sólo encajarla de nuevo y listo. Recomendable por la versatilidad y el tamaño reducido si lo que se busca es un trípode para "callejear". No recomendable si lo que se busca es un trípode muy estable o para un uso mas específico.

One thought on “Trípode portátil con patas flexibles Joby Gorillapod SLR-Zoom por sólo 37,58€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.