Los precios de la EGB: Un viaje por tu infancia a través de la peseta

Oferta publicada en hace 3 semanas. Actualizada el 15 mayo, 2020

¿Fuiste un niño de la EGB? Pues si viviste en todo su esplendor la época dorada de las meriendas frente al televisor viendo tus dibujos animados favoritos y te apetece hacer un viaje en el tiempo para recordar aquellos años, ¡acompáñanos!

Los precios de la EGB, los 80 y los 90 en pesetas

En estas líneas encontrarás información sobre el precio en pesetas de muchos artículos que los niños de los 80 y los 90 consumían en sus ratos de ocio (juguetes, tecnología, revistas...), y que seguramente te resulte interesante consultar y recordar desde la perspectiva de un adulto que vivió aquella época. ¿Tienes a punto el DeLorean?

Los precios en los años de la EGB

Aunque los precios de muchos de los productos que puedes ver a continuación fluctuaban bastante dependiendo de si eran novedades o no, y de las ofertas puntuales de las tiendas, con la elaboración de este artículo únicamente pretendemos que refresques tu memoria y te hagas una idea aproximada de lo que costaban en pesetas las cosas más consumidas o deseadas por los niños de los 80 y 90, con el fin de que pases un buen rato recordando algunos artículos míticos que seguro te sacan una sonrisa.

El vídeo en los años 90

Aunque también puedes empezar a hacer cálculos y convertir de euros a pesetas muchos de los artículos que encontrarás a continuación, o pensar en el aumento de los precios debido a la inflación, por ejemplo, no es lo más recomendable si quieres disfrutar de lo que esconden estas líneas. ¡Lo dejamos en tus manos!

Juguetes de los años 80 y 90

Seguramente aún guardes en tu trastero un Cinexin, una Nancy o una vieja Game Boy. Y aunque en aquella época Los Reyes Magos y Papa Noel se portaran fenomenal y te trajeran un montón de regalos, a lo mejor sientes curiosidad por saber cuánto se gastaban cada Navidad para que pudieras pasar todas las tardes jugando con juguetes míticos de la EGB como los que encontrarás a continuación:

Mattel, Fisher Price, Famosa...

En 1993 la compañía estadounidense Mattel adquiere por 1.000 millones de dólares la firma juguetera Fisher Price y en ningún catálogo de juguetes de los años 90 faltaban sus top ventas.

Allá por el año 1997 las Barbies alcanzaban un precio de unas 3.000 pesetas en Navidad, dependiendo de los accesorios del modelo, mientras que la ultra deseada Auto Caravana de Barbie podías conseguirla por la nada desdeñable cantidad de 12.495 pesetas según los catálogos de juguetes de la época. Como curiosidad, la Mansión de Ensueño de Barbie que puedes ver en la siguiente fotografía aparece en la película Toy Story 3.

Barbies de los años 90 precios en pesetas

Las míticas Barbie Sirenita y Melena Tropical junto a la Mansión de Ensueño en 1997. Foto: Todocolección

Los patines extensibles de Fisher Price fueron un invento que tuvo un exitazo arrollador, puesto que se adaptaban a los pies de los niños mientras crecían. A los padres no les costaba mucho rascarse el bolsillo y pagar las 2.400 pesetas que costaban en 1989, porque sabían que sus peques los iban a poder utilizar durante varias temporadas. Además, estaban fabricados en un plástico que aguantaba sin despeinarse un holocausto nuclear.

En el mismo año también se vendía el Monopoly por 850 pesetas (5 euretes de los de ahora) y el Pictionary por 2.995 pesetas, otro clásico de los juegos de mesa de principios de los 90.

Patines Fisher Price y Pictionary precio en pesetas

Patines de Fisher Price, Monopoly y Pictionary en 1989. Foto: Todocolección

Siguiendo con los "melopido" más recordados en la memoria de los niños de la EGB, nos viene a la cabeza Playmobil. Sus figuras y sets se comercializaron en España a partir del año 1976 bajo la marca Famobil de la compañía juguetera Famosa. La empresa fue la responsable de que en nuestro país se acuñara el término "click" (del alemán "klickys") para referirnos a sus simpáticas figuras.

Allá por el año 1990 el Barco Pirata de Playmobil se vendía por 4.705 pesetas y en 1989 el Fuerte de Playmobil costaba 3.550 pesetas. Ojo, que si querías que tus clicks vivieran en una mansión, sus Majestades de Oriente tenían que desembolsar la friolera de 14.685 pesetas (unos 88 euros actuales). ¡Se dice pronto!

Fuerte de Playmobil y barco pirata en pesetas

Barco Pirata y Fuerte de Playmobil en los años 1989-1990. Fotos: Todocolección

Retrocediendo más en el tiempo, en el año 1983, encontramos recién salido del horno el Super Cinexin 8 (2.300 pesetas), que mejoraba el proyector de cine infantil original de 1971, compartiendo cartel con la eterna caja de Juegos Reunidos Geyper que se vendía a 1.200 pesetas en el Pryca durante las Navidades de ese año. También merecen mención el bingo (o lotería) con manivela para el bombo, un clásico de las sobremesas familiares en Nochebuena, y el futbolín "a tamaño real" con patas desmontables.

Juegos Reunidos Geyper y Cinexin precio en pesetas

Catálogo de juguetes Pryca de 1983 con el Cinexin y la caja de Juegos Reunidos. Foto: Todocolección

Pin y Pon, Nancy, Scalextric, He-Man, GI-Joe, My Little Pony, Gusiluz, LEGO, Tente, Osos Amorosos, Micronova, Quiminova, Alfanova, Choconova y compañía, Quién es Quién, Tragabolas, Hundir la Flota, MicroMachines o la gigantesca muñeca Rosaura, son sólo algunos de los juguetes que en algún momento de nuestras vidas hemos deseado con fuerza o hemos tenido la suerte de poseer. ¡Y lo que molaba fardar de que nos habían regalado el Castillo de Greyskull! 😉

Nintendo y SEGA

En 1988 (5 años después de su lanzamiento en Japón), Spaco distribuye en nuestro país un pack con la NES y el juego Super Mario Bros por nada menos que 25.000 pesetas. Aunque también podías encontrar ambas consolas de importación a finales de los años 80 (en el catálogo de El Corte Inglés de 1987 aparece la NES y también se anunciaba en la revista Micromanía), tuvieron poco impacto en nuestro país, debido a la escasez de títulos disponibles, el retraso del lanzamiento de los grandes juegos, y la afición de la gente a jugar desde su ordenador o en los salones recreativos.

Las consolas empezaron a anunciarse en televisión a principios de los años 90, que es cuando consiguieron calar entre la población, y los sistemas de 8 bits ya empezaban a verse un poco "antiguos": en el catálogo de juguetes de Toys R Us de 1993 podemos ver cómo la Master System (12.495 pesetas) y la NES (9.900 pesetas con juego) competían en ventas, ya en transición, con sistemas nuevos de 16 bits como la MegaDrive o la Super Nintendo, y con las primeras portátiles Game Gear y Game Boy.

Master System y NES junto a consolas de 16 bits en el catálogo de Toys R Us de 1993. Foto: Todocolección

Sabemos que nos dejamos fuera grandes aportaciones de la industria juguetera a los niños de los 80 y 90, ¡pero se nos haría de noche si citamos todos! Aun así, en los comentarios de este artículo puedes hacernos saber cuál era tu carta a los Reyes Magos ideal en aquella época. 😉

Catálogo de juguetes de El Corte Inglés 1987-88

Tu infancia en El Catálogo de Navidad de El Corte Inglés 87-88. Fotografías: Yo fui a EGB

Helados y Snacks

Volver del cole y ponerte a ver a Oliver y a Benji mientras disfrutabas de un Frigopie o te comías una bolsa de Chetos Pandilla no tenía precio. ¿O sí? 😉

Bolsitas de Matutano

Cada una de esas bolsas míticas de Matutano (Bocabits, Cheetos, Fritos...) que tan felices nos hacían la podíamos encontrar por 25 pesetas en cualquier tienda de chuches. Mención especial a los Fistros, los Drakis, las Apetinas, los Ganchitos, las Papadelta de Grefusa o los Risketos de Risi, con los que explorabas nuevas fórmulas de chupeteo de dedos, mucho antes de la llegada de las patatas con sabor a huevo frito o a boletus que se pueden encontrar hoy en los supermercados.

Bolsas de Matutano en pesetas

5 duros era el precio joven de las bolsas de nuestros snacks favoritos. Foto: TodoColección

Los cabezas de cartel de Frigo

El Dream Team de los helados aterriza en 1984 gracias a Frigo: Frigodedo (35 pesetas), Frigopie (40 pesetas), Drácula (25 pesetas), Colaget y los polos Popeye que costaban 20 pesetas, entre otros cracks como el Calippo (45 pesetas), comparten cartel en una de las alineaciones más recordadas por todos los niños que corrían al kiosko después de comer. ¡Este verano, Negrito!

Helados de Frigo Frigopie, Calippo, precio en pesetas

Cartelazo de Frigo en 1984. Foto: Yo Fui a EGB

¿Eras más de Miko que de Frigo? Pues gracias a un usuario de ForoCoches puedes echar un vistazo a los precios que tenían sus helados en la misma época: El indiscutible rey de su cartel, el Mikolápiz, se vendía a 80 pesetas.

Tecnología punta

Si hiciste tu Primera Comunión durante los años 80-90, es probable que recibieras de parte de tus tíos y abuelos un ordenador o una videoconsola (si eras un niño afortunado), o quizás algunos de estos artículos tecnológicos de "última generación" que puedes ver a continuación. Seguro que todavía conservas alguno en casa, porque de esos billetes de mil pesetas que fueron recogiendo tus padres durante tu "gran día" nunca más se supo nada... 😉

Ordenadores

En el año 1988 los catálogos de las grandes superficies anunciaban los ordenadores de cuarta generación que seguramente recuerdes con mucho cariño si te iniciaste con ellos en el mundo de la informática y los videojuegos.

El Comodore PC-1 estaba a 83.500 pesetas en el folleto de Pryca de ese año, mientras que el Amstrad PC-1512, un cercano competidor, costaba 156.600 pesetas (unos 950 euretes actuales). En el mismo catálogo podías ver un Spectrum Plus 2 por 28.700 pesetas y un completo Pack con el Comodore 64 + cassette, jotick y cartucho de juegos por 28.600€.

Catálogo ordenadores Comodore Amstrad precio pesetas Prycad

Ordenadores a la venta en el Pryca del año 1986. Foto: Xataka

Te puede interesar...

Cámaras de fotos y Walkman

¡Regalazos!

La cámara era un modelo de carrete con flash incorporado: ojo, que "lo más de lo más" eran esos modelos con motor para no tener que estar dándole a la ruedecita después de hacer una foto. En 1995 una Nikon automática se vendía por 9.995 pesetas en Alcampo.

En ese mismo año también podían verse en los catálogos varios "Walkman", que es como se les llamaba a todos los reproductores personales de música aunque no fueran de la marca registrada por Sony. Perfectos para aislarte de las conversaciones de tus padres en el asiento trasero del coche mientras os ibais de vacaciones a la otra punta de España en un coche sin aire acondicionado.

La mayoría de estos walkman venían con unos auriculares de diadema de lo más endebles (si te sentabas encima sin mirar, adiós muy buenas), y había modelos desde el más básico, como un Sanyo MGR 701 a 2.900 pesetas, hasta un Aiwa HS-TX 356 por 8.490 pesetas. Este último era codiciadísimo por tener radio con presintonías, pantalla LED, extra-bass y botones de avance y rebobinado sustituibles por un boli BIC y paciencia, cuando no querías gastar pilas.

Cámaras de carrete y Walkman precio en pesetas

La mejor parte del día de tu Comunión. Foto: TodoColección

El Discman

15.900 pesetas tenías que desembolsar a mediados de los 90 para hacerte con un "Discman" o "CD Walkman", marca que también está registrada por Sony", de la japonesa Sanyo, para escuchar tus CDs favoritos. Madonna, Backstreet Boys, Gloria Estefan, UB 40, o Spice Girls, por citarte algunos "clásicos básicos", fueron junto a Hanson, la Kelly Family, Mocedades o Los Pitufos Maquineros, los más solicitados en Compact Disc. Podías adquirir tu favorito apoquinando entre 1.995 y 2.500 pesetas.

Si aún te resistías a pasar de la cinta al CD, en aquella época también podías comprar un radiocassette portátil por 3.900 pesetas y llevártelo al colegio para poner música y ensayar en el recreo las coreografías de tus artistas favoritos (incluyendo el salto de Dirty Dancing), o grabar directamente de la radio los temas más actuales que sonaban en las emisoras. Si el aparato que te regalaban tenía la suerte de contar con doble pletina, el pirateo de cintas de cassette estaba asegurado. ¡Y con las carátulas pintadas a mano!

Cassettes y Compact Disc precio en pesetas

CDs de los 90. Foto: Todocolección

El vídeo

El sistema VHS, lanzado por JVC, y su matriz Panasonic, llegó a nuestro país para competir con el Betamax de Sony (también fabricado bajo licencia por Sanyo). En esta guerra de formatos a 2 bandas terminó ganando VHS, gracias a sus alianzas con varias distribuidoras cinematográficas de peso (Paramount, Disney...) que lanzaron títulos muy atractivos y cuyas cintas se alquilaban mucho más en los videoclubs que las del sistema Betamax. Para 1988 Sony ya había admitido oficialmente su derrota y VHS pasó a ser el estándar en los siguientes 16 años.

No era precisamente barato comprarse un reproductor de cintas de vídeo en esa época. Según un folleto de los almacenes Pryca, en el año 1982 un Video Cassete JVC para reproducir cintas VHS costaba la friolera de 112.900 pesetas (unos 678 euros actuales).

PRecios vídeos VHS y Betamax en los 80

Precios de los sistemas VHS y Betamax en 1982. Foto: Yo Fui a EGB

Los años fueron pasando y como suele ocurrir con la tecnología cuando lleva un tiempo en el mercado, los precios de los reproductores de vídeo bajaron hasta las 30.000 pesetas que podía costar uno de la marca Samsung en 1994.

Precio VHS en pesetas

Videocassete Samsung a la venta en 1994. Foto: El Otro Lado

Alquilar una película en un videoclub con tu flamante carnet de socio solía costar 250 pesetas, y para comprar una cinta "virgen" y grabar tus programas favoritos directamente de la TV tenías que desembolsar unas 350 pesetas (dependiendo de si la cinta era de 2 o 4 horas).

Te puede interesar...

Las revistas y Tebeos

Además de disfrutar de los juguetes, de la música y de helados y chucherías variadas, seguro que alguna vez cayó en tus manos algún tebeo de la colección OLÉ o algún ejemplar de las revistas de los 80 y 90 en las que se contaban la vida y milagros de los famosetes de Hollywood más deseados, así como curiosidades sobre las series y películas del momento.

Mortadelo y Filemón

Las historietas los agentes secretos más famosos de Ibáñez se podían encontrar en los años ochenta por 250 pesetas, aunque ya para 1993 alcanzaban las 425 pesetas. ¡Y te duraban lo mismo que la merienda!

Colección OLÉ precios pesetas

Portadas de dos números de la Colección OLÉ. Foto: mortadelo-filemon.es

Te puede interesar...

  • Esta página donde saberlo todo sobre los tebeos de Mortadelo y Filemón

Teleindiscreta

Teleindiscreta fue sin duda una de las revistas más recordadas. A la venta semanalmente desde el año 1984, en su interior se escondían reportajes y entrevistas a actores, actrices y cantantes, junto a páginas coleccionables (listas para perforar y archivar) divididas en fascículos. También podías consultar en ella la programación de la televisión, que aumentó su oferta con la llegada de las privadas Tele5 y Antena 3 en 1990.

Portadas míticas de la TeleIndiscreta

Los guaperas de los 80 y los 90 en portada de la revista. Fotos: Pinterest

Aunque en sus inicios la podías encontrar en el kiosko por 60 o 65 pesetas, dependiendo del año, en 1990 la revista Teleindiscreta costaba 100 pesetas. Los ejemplares nos dejaron portadas que recogían a los protagonistas de las series de moda en el panorama internacional. Imágenes de los lagartos de V, El Coche Fantástico, Cristal, La Dama de Rosa u otras telenovelas, se acompañaban de artículos con muchas fotos y pósters centrales de los ídolos de la época para que los colgaras en la pared.

Mención aparte merecen las míticas pegatinas que la revista incluía grapadas a su lomo y bien visibles como reclamo. Seguro que recuerdas las de la serie Sensación de Vivir o las de Diana y Mike Donovan de V, por citarte algunas, o todavía conservas alguna carpeta escolar en la que puedes verlas.

Pegatinas míticas de la Teleindiscreta

Pegatinas míticas de la revista Teleindiscreta. Foto: TodoColección

Hobby Consolas, Nintendo Acción, Micromanía

Si viviste en todo su esplendor la época de las primeras consolas de SEGA y Nintendo, es más que probable que corrieras al kiosko a comprar las revistas Hobby Consolas o la Nintendo Acción para leer sus guías y trucos o conocer las novedades del mercado. Ambas costaban 350 pesetas en el año 1993, y por aquél entonces la MicroManía, otra de las revistas míticas "para adictos" a las nuevas tecnologías, salía un poco más económica: 225 pesetas.

Revistas Hobby Consolas, MIcromania y NIntendo Acción en pesetas

Portadas de revistas de videojuegos en 1993. Foto vía @Joyasgames

Te puede interesar...

  • Descarga GRATIS varios números de Computer Hoy, Hobby Consolas y Retrogamer

Superpop y Bravo

La revista juvenil Superpop salió a la venta en 1977 y junto a la revista Bravo fueron dos grandes referentes de la cultura pop y de la música a través de las diferentes décadas. En junio de 1989, un jovencísimo Tom Cruise acompañaba a Kirk Cameron, Glen Medeiros y Mecano en su portada, y para poder leerla y colgar en la pared sus pósters centrales tenías que desembolsar 195 pesetas.

Para el año 1993 Superpop ya se vendía por 250 pesetas y traía consigo noticias "jugosas" del famoseo internacional de moda entre los adolescentes. Por aquella época los ejemplares también incluían sus ya míticos "tests", con los que podías saber si un chico estaba colado por ti, y en ocasiones también regalaban pulseras "de la suerte", colgantes "mágicos", agendas, calendarios y todo tipo de accesorios, con el fin de atraer al kiosko a la chavalería. Las portadas dedicadas a personajes de la serie Sensación de Vivir se contaban por docenas.

Revistas SuperPop en pesetas

SALSEO preYouTuber en las Superpop de los 90. Fotos: TodoColeccion, Zeleb, Yo Fui a EGB

En el año 1995 la revista Bravo ("más atrevida que Superpop") se vendía por 275 pesetas, y en el año 2007, 21 años después de su lanzamiento, para sus rotativas definitivamente. Tienes más información sobre esta revista en este artículo de Los Replicantes.

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

Somos conscientes de que algunos de los mejores recuerdos que guardas de aquellos años no tienen precio, y que hemos dejado fuera las series y películas míticas que devorábamos los fines de semana. De todas formas, te invitamos a dejar un comentario al final de este artículo si lo que has visto y leído te ha traído a la memoria algún aspecto que quieras compartir con nosotros de esa época en la que aún no conocíamos internet pero sí sabíamos utilizar un teléfono de "rueda".

¿Qué es lo que más añoras de tu infancia como niño de la EGB? ¿Cuales eran tus juguetes favoritos de los años 80 y 90? ¡Anímate y cuéntanos tus vivencias! 😉

Bibliografía

Si has llegado hasta aquí y quieres saber más sobre los precios de la EGB, te dejamos una pequeña "bibliografía" con la que podrás ampliar información y ver más imágenes de los productos más solicitados por los niños de los años 80 y 90, que también hemos utilizado a la hora de elaborar este artículo. ¡Hay verdaderas joyas!

2 thoughts on “Los precios de la EGB: Un viaje por tu infancia a través de la peseta

  1. Faus vergel

    Yo soy del 67 y se os ha olvidado el jariguay. También el intercambio de cromos de Panini y el alquiler de esos primeros libros que eran de vaqueros o de amores turbulentos(digo libros por respeto a los escritores, como Estefania y otros español@s con seudónimos americanos ).Claro que hablando de los 80y 90 yo ya salía de botellón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.