Así son los puestos de teletrabajo del equipo de Ofertitas. Algunos te sorprenderán

Oferta publicada en hace 7 meses. Actualizada el 3 abril, 2020

En Ofertitas somos un equipo multidisciplinar con años de experiencia en teletrabajo, así que hemos pensado que sería buena idea compartir contigo nuestros escritorios y ofrecerte algunos consejos para llevar mejor el trabajo en confinamiento.

Escritorios teletrabajo Ofertitas

Esperamos que te sirvan para crear o mejorar tu propio puesto de teletrabajo, además de conocer nuestras manías personales y nuestra forma de trabajar día a día. ¿Te apetece verlo? ¡Pues no te quedes ahí, pasa y mira!

Roferto (Javier)

Mi lugar de trabajo es una mesa esquinera de Ikea que comparto con mi pareja, ya que ella por las circunstancias actuales también teletrabaja a jornada completa. La mesa tiene un pequeño hack para poner la cajonera en la parte central, y mi puesto se encuentra en la esquina, donde tengo más sitio para poder estirar las piernas y una buena distancia respecto al monitor.

En la mesa tengo mi portátil HP Omen, aunque lo único que suelo tener en esa pantalla es el Spotify, ya que para trabajar uso un monitor de 27”, junto a unos altavoces estéreo, unos auriculares inalámbricos Logitech que aíslan muchísimo del ruido exterior, un par de discos duros externos y una grabadora de CD/DVD externa.

Otros elementos que tengo en el escritorio son una pequeña lamparita, una agenda y los auriculares del móvil para atender llamadas (una vez los pruebas ya no querrás volverte a poner el móvil en la oreja), y aunque tengo más cables a la vista de los que me gustaría, intento mantener los concentradores USB y los cables de carga lightning y microUSB lo más disimulados posibles.

En la parte posterior de la mesa hay una tira LED de luz ambiental, que controlo a través de Alexa, pero que utilizo casi exclusivamente si alguna tarde-noche me pongo a jugar en el ordenador (con el resto de luces apagadas), pues durante la jornada trabajo con luz natural o con la lamparita de sobremesa.

Utilizo una silla con refuerzo lumbar y respaldo alto y ajustable para poder apoyar la cabeza, pero sin reposabrazos, ya que por mi altura no me servían de nada, y en su lugar tengo un reposabrazo articulado enganchado a la mesa y que utilizo con el brazo derecho, para minimizar las molestias de manejar el ratón durante muchas horas.

Aunque no se puede decir que sea un escritorio minimalista, intento tener pocos elementos sin utilidad mientras estoy delante del ordenador, con la excepción del Mr. Potato Thor que me regaló mi pareja cuando empecé a utilizar el Ban-Hammer en los foros (todas las frikadas están en estanterías y vitrinas al otro lado del despacho). También tengo una bola antiestrés de la Estrella de la Muerte que sujeto con la mano izquierda cada vez que no estoy tecleando, ya que además de relajarme me sirve para fortalecer un dedo que me lesioné hace tiempo.

Siempre, siempre, siempre escucho música, generalmente bandas sonoras de videojuegos o películas, alternando entre los altavoces o los auriculares, si no estoy solo en casa o hay ruido en la calle, pues me ayuda a mantener la concentración.

Uno de los mantras típicos del teletrabajo que cumplo a medias es no trabajar en pijama, pero mi “uniforme de trabajo” se basa casi exclusivamente en prendas deportivas cómodas y calzado cómodo, en mi caso unos bonitos Crocs de color rojo.

Una norma que me auto impongo y que cumplo a rajatabla (y ahora hago cumplir a mi compañera) es que nunca como en la mesa, ni siquiera traigo tazas. De esa forma evito manchar la zona de trabajo y picotear fuera de horas.

Desayuno fuerte (café, tostadas o cereales y zumo natural), y cuando quiero almorzar me levanto a mover las piernas (aunque es importante dar algún paseo cada hora y media o dos horas) y mientras se calientan unas tostadas hago estiramientos de la espalda, cuello y hombros.

Mis claves para teletrabajo

  • En la medida de lo posible intenta crear un espacio propio para trabajar (no pongas el PC en la mesa del comedor, si puedes evitarlo)
  • Márcate unos horarios y una rutina de tareas. De esta forma te resultará mentalmente más fácil "conectar" al empezar a trabajar y "desconectar" al terminar
  • Merece mucho la pena invertir en una buena silla, y si tienes dolores de espalda utilizar durante unas horas al día una fitball funciona de maravilla (es raro al principio, pero funciona)
  • Nada de comida en la zona de trabajo. Si necesitas tomar algo, ve a la cocina
  • Aunque no te notes cargado levántate, anda un poco por casa y haz estiramientos para la espalda, cuello y hombros cada cierto tiempo

Una mala práctica que no consigo corregir

No bebo suficiente agua mientras estoy trabajando en el ordenador, ya que aunque tengo una botella térmica en la mesa, me olvido de ella hasta que tengo la boca totalmente seca.

Lady Ganga (Laura)

Trabajo en una habitación que convertí en estudio cuando me instalé en el piso donde estoy ahora. Es pequeñita pero suficiente para separar el lugar de trabajo del resto de la casa. En mi escritorio no tengo muchas cosas porque la mesa no da para más 😉

Los elementos que siempre están son el ordenador portátil -lo tengo sobre una plataforma que lo eleva y además sirve de ventilador adicional-, un ratón con cable -¡mis compañeros van a alucinar cuando lean esto!- , una libreta donde anotar ideas o tareas que tenga que hacer y una lámpara que conseguí gracias a un chollo de Ofertitas 😉 ¡Ah! También hay una taza de café herencia de una persona especial. ¡Y como mínimo tomo cafés 4 al día! 😉

En una cajonera guardo otros objetos de papelería: clips, folios, algunos libros de inglés, y cuando decoré el estudio puse fotos de mi familia y amigos, además de algunos libros que he vuelto a releer estos días. Como vivo sola y paso muchas horas en casa, así me siento bien acompañada 😉

Al empezar el día el escritorio suele estar como en la foto, pero no puedo negar que cuando acabo de trabajar tengo que recoger alguna cosilla como un envase de yogur, una cáscara de plátano... . 😉 Eso sí, antes de abandonar el estudio, vuelve a quedar limpio y ordenado para el día siguiente.

Bueno, bueno, bueno... Se me olvidaba comentar que tengo una alfombrilla para el ratón en la que sale el logo de Bubba Gump. Para quienes no lo conozcan, deciros que soy fan incondicional de la película Forrest Gump de Tom Hanks 😉

Mis costumbres de trabajo me hacen ser la antítesis del teletrabajador perfecto 😉 Ni sigo un horario a rajatabla, ni hago todas las pausas que debería, ni madrugo para acabar antes de trabajar... Normalmente empiezo más tarde que mis compañeros de equipo y las horas que rindo más comienzan al mediodía. Por ello me alargo más por la tarde, que por otro lado es cuando más concentrada estoy y más tareas hago. Suelo parar para comer (aunque reconozco que a veces lo hago delante del ordenador) y raramente acabo antes de las 19:00-20:00 horas, a menos que tenga alguna actividad por la tarde o haya quedado. Las tareas de casa, las dejo para el fin de semana 😉

Mis claves para teletrabajo

  • El primer consejo es que no hagáis nada de lo que yo hago 😉 Bromas aparte, creo que la jornada laboral se debe adaptar a lo que creas que te va mejor y encaje mejor con tu vida y rutinas (si tienes hijos, si rindes más a unas horas u a otras, en función del trabajo que tengas que hacer...).
  • Recomiendo con total convicción una práctica: Si en algún momento notas que no te concentras o que no estás rindiendo, algo que te irá genial es parar un rato. Puedes hacer cualquier cosa: darte una ducha, aprovechar para fregar los platos, ordenar la habitación o salir a comprar. Cuando vuelvas a ponerte todo será mucho más fácil. 😉
  • También es muy importante que cuides la postura y el espacio para las piernas. Yo todavía tengo que reconfigurar la habitación porque no tengo espacio para las piernas y es algo que noto cuando acaba la jornada. Misión imprescindible.

Ahorrelio (Álvaro)

Teletrabajar mola si nunca le has dado mucho uso al peine o te gusta repetir outfit todos los días 😀 Bromas aparte, es una labor que exige mantener la cabeza bien amueblada para desarrollar una disciplina diaria que no te haga caer en cualquier distracción momentánea, por ejemplo, a través de mensajes al teléfono móvil, siendo éste un pasatiempo al que se le puede dedicar unos minutos durante el descanso, por ejemplo en el segundo desayuno hobbit a mitad de la mañana 🙂

Aunque en Ofertitas se puede escribir en cualquier momento del día, en mi caso me gusta madrugar y ver un escritorio limpio donde no haya nada más que teclado, pantalla y ratón inalámbrico (además de una pelotita de rugby anti estrés para ayudarme a encontrar la palabra que me falta). Por temporadas también coloco algún pequeño objeto decorativo como un llavero de la Trifuerza de Zelda o una figurita metálica del Joker que me señala con el dedo, que me recuerdan ese toque friki que me ha llevado a no tener un puesto de trabajo al uso, sino una forma de vida tan ordenada como placentera, y que te obliga a conocerte a fondo y llevarte bien contigo mismo disfrutando de una soledad que puedes configurar a tu antojo.

También dispongo de un portátil que me ha permitido trabajar cuando estoy de viaje y que me ha venido de perlas cuando se ha ido la luz en casa, pudiendo desplazarme a alguna biblioteca ante el estupor de los asistentes que miran de reojo la pantalla. Y siempre he creído que un ordenador de sobremesa es más cómodo para escribir, ¡pero mi portátil ya no lo cambio por nada!

Mis claves para teletrabajo

  • Cuida de tu equipo informático como de ti mismo.
  • Vigila tu espalda: un asiento confortable es fundamental
  • Ten un segundo ratón a mano. ¡Y pilas!
  • La música instrumental ayuda a concentrarse
  • Olvídate del móvil

Ahorrelio (Patricia)

Patricia no puede enviarnos su escritorio porque no se encuentra en su domicilio habitual, pero desde estas líneas le mandamos un cariñoso abrazo y esperamos que pronto pueda estar de vuelta.

Nofertiti

Tengo la suerte de poder trabajar en una habitación de mi casa reservada como "oficina", en la que tengo un portátil gaming MSI, que aunque ya tiene unos añitos va como un tiro. Y es que además de trabajar aquí, en mi tiempo libre suelo darle caña a varios juegos. Eso sí, siempre con ratón y teclado, no soy muy amiga de usar gamepads.

El portátil lo tengo conectado a un monitor externo. Para mí es importante trabajar a doble pantalla, me ayuda a visualizar mejor las tareas y a organizar las decenas de pestañas que solemos tener abiertas en el navegador (creo que incluyo a todo el equipo al hablar de esto) a la hora de realizar el trabajo diario.

Aunque mi mesa de trabajo es muy sencilla (tabla del Leroy Merlin y cajonera de Ikea) me gusta apoyar los brazos sobre una alfombrilla de tamaño grande para no sentir “el fresquito” de la madera.

Siempre suelo tener a mano los auriculares aunque no me gusta escuchar música mientras trabajo, porque termino cantando la canciones o golpeteando al ritmo con los dedos y se me va el santo al cielo. A lo sumo, cuando tengo que centrarme mucho me pincho algo de música instrumental o incluso pistas de ruido blanco si lo que quiero es inmersión absoluta.

Realmente valoro mucho el silencio a la hora de trabajar y no me es tan importante el tener el escritorio más o menos ordenado. Sin ser un caos absoluto, tampoco me molesta que un día determinado haya papeles fuera de su sitio o un cable asomando por detrás de la pantalla.

Cuando no hay luz natural suficiente, otra “manía” mía es la necesidad de tener encendida una lámpara de mesa para que actúe como punto de luz externo a la que emiten las pantallas y así no deslumbrarme al apartar la vista. Odio trabajar con la luz del techo encendida.

Evito comer y beber delante del ordenador siempre que puedo, de esta manera me obligo a levantarme cada cierto tiempo y desconectar un poco. Aunque no os voy a engañar, algún paquete de patatas ha caído mientras veía algún vídeo jejejeje.

En otro orden de cosas, siempre intento realizar las tareas a las mismas horas cada día, es importante desarrollar una rutina cómoda en función de tus horas fuertes. En mi caso, trabajo mucho más despejada por la mañana y a partir de las 12.00-13.00 del mediodía es cuando empiezo a decaer, de manera que ahí es cuando aprovecho para tener mi rato de ocio o para desempeñar labores en casa, cocinar, o por qué no, tirarme en el sofá un rato.

Mis claves para teletrabajo

  • Prioriza la tareas más complicadas en función de tus horas más fuertes
  • Ilumina bien tu espacio de teletrabajo, a poder ser con luz natural
  • Cuando desconectes, intenta centrarte en el ocio y no en realizar labores del hogar
  • Disfruta lo más posible de la oportunidad de trabajar sin las distracciones típicas de una oficina
  • ¡No te olvides de beber agua!

Recomendaciones especiales

  • Mantén ordenados tus archivos en tu equipo lo mejor posible mediante carpetas y crea copias de seguridad regularmente
  • Silencia los grupos de Whatsapp de trabajo durante las horas en las que no estés en tu jornada laboral
  • Procura realizar ejercicios de espalda para evitar lesiones por la falta de movimiento

Un consejo particular

Si trabajas cómodo/a en pijama, adelante. Hay personas que necesitan vestirse para trabajar en casa como para ir a la oficina, pero si no es tu caso, recuerda que estar en pijama no es incompatible con la ducha diaria, cosa que sí es más que recomendable. 😉

Marriano (Salva)

Aunque no es mi mesa de trabajo definitiva porque estoy en proceso de mudanza, mi  escritorio sigue una línea bastante minimalista como puedes observar. Sólo tengo el Macbook sobre un atril para que quede a la altura de la vista, y el teclado y ratón inalámbricos (mucho más cómodos que los del portátil). Como verás lo tengo todo muy "alineado", me gusta el orden y la simplicidad, no quiero cosas por en medio que me distraigan.

Siempre tengo a mano una minilibreta para anotaciones rápidas, mi botella térmica de aluminio con agua fría, un botecito de colirio para la vista (muchas horas delante de la pantalla), mi Funko Pop de Conan el Bárbaro que representa algo muy "personal" y por último unos auriculares con cable para videollamadas y los Airdots Redmi de Xiaomi para llamadas telefónicas.

Conecto el portátil a una regleta de la que también cuelgan el cable de carga del reloj Amazfit GTS, el de los Airdots o el Kindle, y por último otro cable cargar el móvil. De esta forma libro el resto de enchufes de la casa de cargadores para mis gadgets. Para imprimir y digitalizar los documentos tengo una impresora multifunción Canon muy sencillita en otro mueble de la casa.

Para mí es fundamental trabajar en una silla con ruedas cómoda, que tenga reposabrazos, giro de 360º y respaldo alto para abarcar toda la espalda.

Mis claves para teletrabajo

  • Fundamental: Márcate un horario fijo. Ponte el despertador siempre a la misma hora y cámbiate antes de sentarte a trabajar, nada de trabajar en pijama
  • Cada hora u hora y media haz una pausa simplemente levantándote y paseándote por casa. Aprovecha para tomar café o hacer alguna llamada que tengas que hacer
  • Mi mesa de trabajo es exclusiva para trabajo y mi portátil es exclusivo para trabajar. Para divertirme ya tengo la Nintendo Switch 😉
  • Una de mis tareas es gestión y contabilidad así que todo documento que me llega lo digitalizo y lo comparto en las carpetas de la empresa. Eso me libra de llenar estanterías enteras de papeles

Recomendación especial

Como tenemos tan a mano nuestro trabajo podemos pecar de estar más horas de las que deberíamos delante de la pantalla. No es necesario llenar los tiempos muertos trabajando más horas. No confundas productividad con número de horas trabajadas, cuando veas que ya has cumplido... ¡DESCONECTA!

Marriano (Agustín)

Como en mi casa no cuento con un estudio dedicado, mi zona actual de trabajo es muy básica: una mesa Ekedalen de Ikea, que hace las veces de escritorio y mesa de comedor. Sobre ella tengo: ordenador portátil (Macbook), botella de agua, móvil, libreta, lápiz (siempre lápiz), auriculares inalámbricos que uso para hablar por teléfono, y auriculares con cable para cuando quiero escuchar música y aislarme del exterior.

Pese a que no me considero un álter ego de Melvin Udall en Mejor Imposible, sí que procuro mantener un orden en el espacio de trabajo, sobre todo al organizar por la noche las tareas del día siguiente. Actualmente no cuento con un objeto "fetiche", pero siempre tomo café en la misma taza (Ikea).

Creo que todos los que trabajamos desde casa acabamos desarrollando pequeñas manías, ya sea por cómo llevamos a cabo nuestras propias rutinas como por la forma en la que afrontamos el trabajo diario. En mi caso, nunca cojo una llamada de trabajo delante de la pantalla, ya que si lo hago dejo de prestar atención a la persona que me está hablando. En su lugar, aprovecho cualquier llamada de trabajo para darme largos paseos por la casa y adelantar pequeñas tareas del hogar (como fregar platos o recoger trastos).

Cuando hablamos de consejos para teletrabajo siempre recomendamos asignar un horario fijo, pero creo que a la hora de cambiar oficina por casa lo más importante es diseñar un sistema de trabajo, marcar una rutina clara y ser responsable y honesto con uno mismo. Si lo eres, lo más probable es que termines aislándote de forma casi automática del "ruido" exterior. Cero distracciones.

Mis claves para teletrabajo

  • Diseña un sistema de trabajo
  • Añade pequeños períodos de desconexión
  • Independiza tu espacio de trabajo del resto de espacios de la casa
  • Mantén tu casa ordenada (o más ordenada de lo normal)
  • No te olvides de ti

Recomendación especial

Si no usas WhatsApp para trabajar desactiva las notificaciones del móvil por completo (nada de silenciar unas horas) y cierra WhatsApp Web. Para concentrarte aparta el móvil de tu vista, porque en cuanto veas la luz parpadeando vas a sentir la tentación de mirarlo.

Marriano (Jacobo)

Como ves en las fotos, mi escritorio es una mesa de madera bastante minimalista, con espacio para estirar bien las piernas. En ella tengo ordenador "todo en uno", tablet, lámpara, teclado, ratón, impresora, auriculares y cables de carga. Aunque a veces lleno la mesa de papeles o cachivaches, siempre intento despejarla de nuevo para evitar distracciones visuales.

Mi jornada empieza con una buena taza de café Mr. Clever (+1 intellect 😉 que me regaló mi mujer y un par de tostadas integrales con aceite y sal. Al lado del escritorio tengo una cajonera con documentos, pilas, sobres, libretas, pendrives, discos duros... que a su vez sirve de apoyo para una impresora multifunción Canon Pixma (a la que a veces martillearía con fuerza). Y sobre ella siempre está nuestro querido Marriano ayudándome a encontrar chollos 😉

El ordenador que uso, un iMac 5K de 27", me parece el equipo perfecto para trabajar,  completamente silencioso, muy potente y con una gran pantalla, lo que me permite tener varias ventanas activas a la vez. Lo acompaña un teclado inalámbrico Logitech K760 que no necesita pilas porque se carga con luz ambiente, el Magic Mouse 2, que adoro por su capacidad multitáctil, y una alfombrilla enorme AmazonBasics muy suave y cómoda.

Otro de los aspectos importantísimos que estuve descuidando durante años es trabajar en una buena silla. Antes tenía una auténtica machaca-espaldas, hasta que me decidí a buscar una silla ergonómica de calidad con zona lumbar reforzada. El cambio ha sido espectacular, y ahora puedo estar horas frente a la pantalla sin resentirme.

En mi día a día sigo una serie de rutinas a rajatabla. Suelo madrugar mucho y aprovecho las primeras horas en las que todo el mundo duerme y no hay distracciones ni ruidos para hacer las tareas que requieren mayor concentración. Si estoy con alguna tarea metódica suelo escuchar algo de música, las noticias o el podcast de La Rosa de los vientos (muy recomendable). En cuanto puedo me gusta hacer una pausa para salir a correr 40-50 minutos, me ducho rápido y vuelvo a trabajar. Aunque ahora que no se puede salir a correr, me esfuerzo por hacer algo de gimnasia para no atrofiarme.

Con el tiempo he desarrollado una batería interminable de tocs de ordenación orientados a la eficiencia, como tener siempre despejada la bandeja de entrada del e-mail, agrupar todos los archivos en la esquina del escritorio, categorizar los favoritos del navegador, y mantener cargados los aparatos al 60-70% (de ahí que el escritorio esté lleno de cables USB, USB C, microUSB, Lightning, etc 😛

Pero reconozco que también tengo otros tocs realmente absurdos e improductivos que debería corregir, como chequear el correo constantemente, o vaciar la papelera de reciclaje varias veces al día, lo cual rompe su propósito por completo 😀

Ideal para aislarse del ruido

Si no consigo concentrarme por ruidos exteriores, me pongo unos auriculares con cancelación de ruido activa. En mi caso me autoregalé los Sony WH-1000XM3, probablemente una de las mejores compras que he hecho este año 😀 . Si te lo planteas, en Amazon y Aliexpress hay modelos mucho más baratos que dan una calidad excelente por apenas 40-50€.

Mis claves para teletrabajo

  • Intenta no hacer demasiadas cosas a la vez. Es mejor ir batiendo hitos para no perder el foco.
  • Ponte un listado de tareas (yo uso post-its digitales) y ve cumpliéndolas sin agobiarte (como sugeríamos en 10 rutinas para sobrellevar la cuarentena).
  • Haz pausas breves cada 2 horas, aprovecha para levantarte y estirar las piernas o hacer algo rápido. Yo aprovecho para ordenar un poco la cocina, comer algo o bajar el perro a pasear (muy cotizado últimamente)
  • Señala horarios fijos para las comidas en lugar de picotear. Sé consciente cuando comas, no lo hagas por acto reflejo delante de la pantalla. Si te entra ansiedad por comer a destiempo, opta por alguna pieza de fruta, un café, un té...
  • Dedica al menos 3 horas semanales a hacer ejercicio (si pueden ser 5 mejor). Estar todo el día sentado puede provocarte molestias musculares, de espalda, de circulación y otros
Windows o Mac

¿Windows o MacOS ? ...ROUND 1... FIGHT!

Recomendación especial

He trabajado muchos años con Windows y aunque tengo un portátil gaming con este sistema, para trabajar prefiero MacOS X porque me ofrece un entorno aislado, estable, seguro y libre de interferencias. Vale la pena probarlo y siempre lo recomiendo, pese a que no es un consejo muy popular 😉

6 thoughts on “Así son los puestos de teletrabajo del equipo de Ofertitas. Algunos te sorprenderán

  1. Gafusa

    Heeeeyyyy!
    Una gran iniciativa e idea, esta de mostrar al resto de los buscadores de chollos y usuarios de vuestra página y app, cómo son vuestros espacios de trabajo y las rutinas y malos vicios, del teletrabajador.
    Para los que somos bastante «kaótikos», lo del orden y ciertos horarios es lo que más cuesta. Los malos hábitos son más corregibles.
    Me ha gustado mucho, equipazo!!!💗🤩
    Yo, desde hace ya bastante años, unos 15, me pasé al Mac, y ha sido lo mejor que he podido hacer informáticamente hablando. Y últimamente ando flirteando bastante con Linux, ya que es una muy buena opción para reconversión de equipos que se han quedado algo obsoletos, pero son maquinones, o para compartimentar sistemas en un equipo. Sinceramente, tengo animadversión por todo lo que huela a Windows.
    Salud, cuidadín cuidadín, y ánimo con el confinamiento. Cada día es uno menos!!

  2. Nuria Castrillón García

    Me encantaría trabajar como vosotros desde casa. Hacéis un gran trabajo. Enhorabuena por vuestra organización. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.