Las carreteras más emocionantes y bonitas del mundo. ¿Te gusta conducir?

Oferta publicada en hace 1 año. Actualizada el 4 junio, 2018

¿Disfrutas cuando vas sobre ruedas? Si es así seguro que te vienen a la cabeza un montón de carreteras por las que cuando has pasado por ellas no has podido evitar soltar un “WOW!” y precisamente en este post es lo que queremos ya que hemos recopilado algunas de las más bonitas de todo el planeta.

mejores carreteras con paisajes increíbles para conducir

Se trata de un listado inacabable que iremos ampliando con la ayuda de nuestr@s seguidor@s y con las propias experiencias que vayamos viviendo, en el que hemos tratado que aparezcan rutas de todo el mundo y de los diferentes continentes. Majestuosas montañas, la inmensidad del mar, áridos desiertos, bosques frondosos, picos helados… Los paisajes son increíbles así que te recomendamos que no te los pierdas 😉

No todas las carreteras que aparecen a continuación están asfaltadas pero la mayoría de ellas sí que son aptas para que las disfrutes a bordo de cualquier vehículo (coche, moto, bicicleta o autocaravana) por lo que sea cuál sea tu forma de viajar y tus preferencias a la hora de recorrer el mundo, te encajarán todas por igual.

Sin más te dejamos aquí el listado Top Ten en emocionantes rutas para conducir:

Atlantic Ocean Road (Noruega)

Esta carretera tiene 8,3 kilómetros de largo que comunican varias islas del norte de Noruega, desde las localidades de Vevang hasta Karvag, convirtiéndose en una serpiente gigante que baila elegantemente sobre el Atlántico Norte. Además de la increíble sensación de ir conduciendo como si levitaras sobre el agua en algunos de sus puntos (en días de temporal puede ser peligrosa porque las olas pueden alcanzar los vehículos), durante su recorrido tienes 4 estacionamientos donde podrás parar y disfrutar de unas vistas de película.

Atlantic Ocean Road Noruega

Valle de fuego, Nevada (Estados Unidos)

No muy lejos de la filmografiada ciudad de Las Vegas, se encuentra el parque nacional del Valle de Fuego, en el estado de Nevada y en él una carretera que te transportará a las películas del lejano oriente. A tu alrededor, una combinación de tonos rojos, verdes, blancos y morados presidirá la escena de esta Valley of Fire Road, donde sin duda las rocas áridas que encontrarás a tu paso te robarán el aliento en más de una ocasión. Cañones, miradores con sorprendentes vistas o los populares Beehives (formaciones de piedra caliza con profundos surcos que indican la dirección en la que soplaba el viento durante su formación) te robarán el aliento.

Valley Fire Road Nevada

Transfăgărășan (Rumanía)

¿Pensabas que Transilvania sólo era conocida por el Conde Drácula? Entonces es que no sabes de la existencia de la carretera Transfăgărășan a la que puedes acceder desde diferentes lugares, cuando la climatología lo permite (es la carretera más alta de Rumanía y suele estar nevada e impracticable en algunos de sus puntos durante el invierno). Sin duda, uno de los mejores para hacerlo es Curtea de Arges y recorrer sus 150 km de emocionantes curvas en dirección al norte del país. Por supuesto, deberás visitar varios de los pueblecitos que encuentres a tu paso y, obviamente, el castillo Vlad Tepes al que tendrás que acceder tras subir una ristra de casi 1.500 escalones. ¡Las vistas y el lugar lo merecen!

Transfagarasan Rumanía

Puente de Øresund (Suecia y Dinamarca)

A veces la ingeniería y técnica de los humanos puede llegar a puntos que alcanzan el nivel de milagro y el caso del Puente de Øresund (similar al Canal de la Mancha) es un ejemplo de ello. Esta nórdica carretera conecta Suecia con Dinamarca a través de una isla artificial, un puente y un túnel submarino alcanzando una longitud total de 16 Km que comunican Copenhague con Malmö. Eso sí, para poder atravesar esta carretera marina tendrás que pagar unos 55€ por trayecto, una cifra que dividida entre tod@s l@s viajer@s será eclipsada por la maravillosa experiencia que te aportará vivirlo 😉

Oresund puente entre Dinamarca y Suecia

Glacier National Park, Montana (Estados Unidos)

La carretera que cruza este increíble parque del estado de Montana (en Estados Unidos) recibe el nombre de Going-to-the-sun Road, en nuestro idioma, Carretera que camina hacia el sol y no es para mejor ya que a lo largo de sus 80 km, aproximadamente, irás en ascenso a través de una autopista de 2 carrilles en la que conviven coches, motos y ciclistas. Bosques de cedros, tundras y glaciares en la parte alta de las montañas será el paisaje que te acompañará durante tu aventura por el Glacier National Park.

Glacier National Park Montana Estados Unidos

Isla de Skye (Escocia)

Accediendo desde el norte de Escocia por la A-87 (junto a Kyleakin) y atravesando el Skye Bridge se accede a la isla que lleva el mismo nombre de este puente cuya experiencia merece mucho la pena vivir. Tan sólo te llevará unos minutos pero conducir sobre el agua de los lagos Alsh y Carron será un momento que te embriagará. Al llegar al otro extremo de esta plataforma arqueada, puedes hacer parada en el castillo Eilean Donan antes de adentrarte en la cultura y paisajes gaélicos.

Isla Skye Escocia

Canyonlands National Park, Utah (Estados Unidos)

Esta tierra de cañones nuevamente en el continente americano, tienes varias carreteras para acceder a este volcánico y árido parque, la 313 y la 211, la primera de ellas en la imagen, a lo largo de la que podrás contemplar un paisaje donde el color verde aparecerá minoritariamente sobre un escenario protagonizado por el rojo-anaranjado y las denominadas “agujas” (picos rocosos que alternan franjas blancas y rojizas. De obligada visita son Island in the Sky y The Needles.

 

Canyonlands National Park Utah

Denali National Park (Alaska)

Si te gusta disfrutar de la majestuosidad de las cadenas montañosas mientras conduces, recorrer parte del Denali National Park es uno de tus objetivos. Otro de los atractivos de Alaska, atravesando este parque natural visualizarás torres de granito, picos nevados y una rica vegetación, además de poder contemplar la montaña más alta de América del Norte, el monte McKinley.

Denali National Park Alaska

Iroha-Zaka (Japón)

Ubicada a casi 1.500 metros de altura, esta carretera japonesa conecta las localidades de Nikko y Okunikko y se compone de 218 kilómetros y ni más ni menos que 48 curvas, una por cada letra del antiguo alfabeto Hiragana. De hecho, se trata de una adaptación de una ruta que hacían los monjes budistas para subir al templo Chuzen. Aunque puedes recorrerla durante cualquier época del año, recomiendan hacerlo en otoño, momento en el que la variedad cromática de la vegetación te encantará.

carretera Iroha Zaka Japón

Cap de Formentor, Mallorca (España)

La carretera de esta isla balear que accede hasta el cabo de Formentor cuenta con unos 13 kilómetros en los que disfrutarás de unas preciosas vistas sobre el mar Mediterráneo y la flora del paisaje. Debes tomarla desde el puerto de Pollença y durante el camino podrás pararte en sus diferentes miradores desde alguno de los cuales se puede contemplar la isla de Menorca. Eso sí, si tienes vértigo o si te marean las curvas, quizá no lo pases demasiado bien en el trayecto 😉

Cap de Formentor Mallorca

¿Has recorrido recientemente una carretera y crees que es digna de aparecer en este listado? Lo sabemos, hay cientas de ellas en todo el mundo por las cuales vale la pena conducir. ¡Comparte la tuya con nosotr@s a través de nuestros perfiles en Facebook y Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.