Consejos de economía familiar contra el coronavirus

Oferta publicada en hace 7 meses. Actualizada el 3 abril, 2020

Ahora mismo estamos inmersos, a nivel mundial, en una lucha encarnizada para acabar lo antes posible con un enemigo silencioso y común: el coronavirus.

Economía familiar contra el coronavirus

Vivimos un tiempo en el que la incertidumbre económica se ha metido de pleno en nuestros hogares y todos hacemos encajes de bolillos para ajustar nuestros presupuestos al máximo. En Ofertitas hemos redactado algunos consejos, que podrían ayudarte a gestionar un poco mejor tu economía familiar contra el coronavirus. ¿Sigues leyendo?

Las consecuencias que va a generar esta crisis están empezando a asomarse en el horizonte, con descensos en las facturaciones de todas las empresas, ERTES por aquí y por allá, posibles despidos futuros (aunque el Gobierno los haya encarecido), quiebras de miles de pymes a nivel nacional, etc.

Este es un momento sin precedentes para tratar de administrar nuestras vidas, cuidar a nuestros seres queridos, ayudar a vecinos y extraños y, de alguna manera, llegar a fin de mes con los ingresos que nos queden.

Nuestra salud física, psicológica y emocional desempeñará un papel en nuestra salud financiera (y viceversa).

No intentes engañarte, esta crisis nos va a afectar a todos en cierta medida, ya sea a nivel de salud o a nivel económico.

Si no sufrimos merma económica en nuestro trabajo, la sufriremos con algún bien que tengamos alquilado, bajada en las valoraciones de nuestras carteras de inversión, problemas a la hora de abastecernos de algunos productos, subidas de impuestos para pagar todo el esfuerzo extra de los estados, etc.

No eres inmortal ni inmune a sufrir en mayor o menor medida la que se nos viene encima, por lo que haz bien los deberes y ponte manos a la obra desde ya para pasar estos duros tiempos lo más cómodo posible.

Plantea un buen presupuesto

Presupuesto familiar durante la crisis

Como podrás comprobar por el confinamiento al que estamos sometidos ya más de 15 días, tus gastos "variables" habrán disminuido prácticamente a cero.

Si no sales de casa, los gastos en ocio, gasolina, transporte público, etc. se reducen a cero, aunque, por contra, también aumenten por otro lado tus gastos en supermercado, en suministros del hogar y en otras actividades que si puedes hacer directamente desde casa (como plataformas de películas y series, videojuegos online o cursos, por citar algunos ejemplos).

Ojo: controla los gastos en servicios online como películas de pago, gastos extra en videojuegos, etc. Controla sobre todo a los adolescentes, no vaya a ser que te hagan un agujero en tus tarjetas debido a los micropagos de ciertos juegos online.

Lógicamente, los gastos fijos como alquiler, hipoteca, luz, agua, gas, internet, te seguirán llegando a sus vencimientos y, queramos o no, tendrás que hacerles frente.

Olvídate de no pagarlos, ya que por A o por B acabarás pagándolos aunque sea con retraso. Seamos francos, en esta vida no hay nada gratis.

Por norma general, las personas mayores saben cómo ahorrar dinero porque en algún momento de su vida han sufrido escasez, pero la juventud no está tan concienciada. Solemos querer todo de forma inmediata y eso va a cambiar a partir de ahora.

¿Eres de las personas que viven al día? ¿Cuánto dinero tienes ahorrado?

Fondo de emergencia

Con una crisis como la actual viene al pelo una frase del mítico inversor estadounidense Warren Buffett, que normalmente se aplica a cómo invierte la gente:

"Sólo cuando baja la marea se sabe quién nadaba desnudo"

Si analizas la cita y la extrapolas a la situación actual podrás saber quién ha hecho bien los deberes en esta vida y quién no.

Está claro que no todo el mundo tiene la capacidad de ahorrar algo de dinero todos los meses, pero haciendo bien las cosas, llevando un control exhaustivo tanto de los gastos como de los ingresos, se pueden encontrar “fallos” y se puede conseguir ahorrar aunque sea un mínimo porcentaje del dinero que ganas.

Para no pasar apuros por eventos catastróficos como el que estamos viviendo, lo ideal es tener siempre en el fondo de emergencia o colchón que suponga un mínimo de 6 meses de nuestros gastos fijos mensuales: hipoteca o alquiler, luz, agua, gas, internet, supermercado, letra del coche, etc.

Si tus gastos fijos son 1.200 € al mes, deberías tener un colchón financiero intocable de 7.200 €.

Gastos básicos

Es un trabajo duro conseguir ese colchón y no se puede lograr de la noche a la mañana, pero ahorrando un 10% de tus ingresos fijos mensuales al cabo de pocos años lo habrás conseguido, y créeme, no te darás ni cuenta en muchos aspectos.

Tan sólo recorta en aquellos gastos variables y de ocio que no sean tan "estrictamente indispensables". Igual no es necesario que salgas a cenar 8 veces al mes por ahí con los amigos, igual con 6 veces lo pasarías igual de bien, ¿no?

Controlar los gastos al máximo

Estoy convencido de que si ahora mismo coges un papel y un boli y te digo que apuntes cuánto te gastas aproximadamente al mes se quedará bastante corto con la realidad.

Siempre  “olvidamos” aquellos microgastos o gastos hormiga que tenemos a diario y que a final de mes suponen un buen dinero.

Almorzar todos los días fuera de casa, los cafés y las cervezas con los amigos, las copas de más en la discoteca, el ir al centro de la ciudad con tu coche y aparcar en un parking “estafa” en lugar de coger el autobús, etc…

A final de mes gastamos más de lo que realmente creemos.

Te recomiendo encarecidamente que te instales en el móvil, tanto tú como tu pareja si vivís en la misma casa, una aplicación de control de gastos (como Andromoney), que está disponible tanto para iOS como para Android, y anotéis todos los ingresos y gastos que tengáis en la unidad familiar.

TODOS.

También podéis usar aplicaciones tipo Fintonic, pero el problema al usar este tipo de aplicaciones es que no puedes tener un apartado de efectivo. No controlarás en qué gastas el dinero en efectivo que sacas del cajero.

Al cabo de pocas semanas, os daréis cuenta dónde tenéis esa fuga de capitales que os impide tener ese colchón de seguridad que tanta falta hace en momentos como el actual.

No te endeudes más

Si quieres tener una economía familiar saneada y libre de sustos, OLVÍDATE DE LAS DEUDAS.

Hay deudas buenas y deudas malas, pero sin ahondar demasiado en el tema, te lo resumo…

Una deuda buena sería una hipoteca (ya que necesitas un sitio para vivir) o una hipoteca de una vivienda que tengas alquilada (ya que te genera una renta).

Por el contrario, una deuda mala sería adquirir un préstamo para comprar un mueble, un coche o un televisor, pues aunque sean bienes que "necesitas", te van a costar un dinero extra en forma de intereses.

La próxima vez intenta comprar esos bienes con el dinero que tengas ahorrado.

Yo considero la deuda como la esclavitud del siglo XXI.

Deuda mala

Ni te acerques a plataformas o servicios tipo Cofidis o Creditea (no sabéis la rabia me da simplemente nombrarlos, no quiero darles publicidad).

Sólo con entrar en sus páginas web y ver las condiciones que ofrecen es para salir corriendo y no mirar atrás. Por ejemplo:

En Creditea pone bien claro que el TAE mínimo que te cobrarán está en 24,90% y el TAE máximo puede ser del 381,28%. En el caso de Cofidis te marca un 24,51% TAE. ¿Y qué significa esto para los mortales que no tienen ni idea de cómo funcionan los intereses?

Pues mira….

Pides a Cofidis 2.500 € y pagas el crédito en 42 meses en cómodos plazos de 87,50€. Acabas pagando un total de 3.675€ , con 1.175€ de intereses en no llega a 4 años (casi un 50% del importe pedido).

¡PERO QUÉ BARBARIDAD!

En serio, aléjate de estos micro préstamos por muy desesperado que estés, intenta hablar con familiares o amigos primero que puedan ayudarte o intenta otras alternativas como la que te propongo a continuación.

Vende cosas que no necesites

Una buena alternativa para conseguir dinero rápido es poner a la venta en plataformas tipo Wallapop ó Ebay, todos aquellos artículos que tengas por casa que no necesitas.

Créeme, es muy posible que cuentes con algún mueble, gadget, móvil viejo, piezas de ordenador, videojuegos en el fondo de un cajón, etc, que perfectamente podrías vender.

Incluso ese segundo coche o moto que tenéis en casa y que no movéis nunca, que lo comprasteis en su día y que lo usáis de uvas a peras. Haz bien los números y verás como te saldría más rentable coger un taxi en esos momentos puntuales.

Eso sí, no te emociones a la hora de poner el precio. Si valoras que es algo que ya no vas a querer valora a la competencia, diferénciate de ellos y sé competitivo con el precio fijado. Si haces bien las cosas no tardarás en venderlo (a no ser que sea algo que no quiera nadie)

Justo ahora no es el mejor momento porque no puedes salir de casa para poder entregar artículos en mano o enviarlos de forma rápida al comprador, pero cuando pase todo todo esto, plantéate la alternativa de hacer una limpieza en casa y sacarte unos euros para tu fondo de emergencia.

Compra barato

Aquí entramos todo el equipo de Ofertitas para ayudarte a localizar las mejores gangas y que esa diferencia de precio habitual que consigas, lo metas en una hucha para tu fondo de emergencia.

Sigue atento a nuestro blog, telegram, facebook o twitter y no te pierdas las mejores ofertas. ¡Te esperamos!

Todos estamos juntos en estos: individuos, familias, comunidades, empresas grandes y pequeñas…. TODOS.

Mantenerse unidos y ayudarse mutuamente es realmente la única forma de superar todo ésto con éxito.

¡Suerte!

2 thoughts on “Consejos de economía familiar contra el coronavirus

    1. marriano Autor

      Hola Mónica

      Muchas gracias! Para nosotros es importante sentir que estamos aportando algo de utilidad en este momento tan complicado, y comentarios como el tuyo nos animan a seguir haciéndolo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.